Nuestras redes sociales

Rol de los pequeños herbívoros genera cambios en la diversidad de plantas efímeras

Inicio

  • Investigación desarrollada en el Parque Nacional Bosque Fray Jorge, liderada por científicas del Centro ANID IEB, mostró el importante vínculo entre los extremos climáticos, la presencia de mamíferos pequeños y la regulación de la flora efímera de esta Reserva de la Biósfera.

El Parque Nacional Bosque Fray Jorge es un ecosistema clave de la Región de Coquimbo, que destaca no sólo por su alta riqueza de especies, que lo transforman en un gran laboratorio natural para estudiar a la naturaleza y sus interacciones.

En esta Reserva de la Biósfera, que reúne a más de 700 especies de flora y fauna -muchas de ellas sólo existentes en Chile-, se analizan diversos fenómenos ecológicos y su interacción con la variación del clima y cómo esto podría incidir en la biodiversidad del matorral semiárido. En ese contexto, un nuevo estudio publicado en la revista científica Journal of Vegetation Science, analizó la relación existente entre los herbívoros, principalmente micromamíferos como roedores, y las plantas efímeras –hierbas que sólo viven un año -, específicamente se enfocaron en responder cómo responden las comunidades de plantas ante la ausencia prolongada de estos animales.

El trabajo estuvo liderado por María del Pilar Fernández, investigadora del Instituto de Ecología y Biodiversidad, y contó con la participación de Alejandra Troncoso, científica del IEB, entre otras y otros investigadores.

El propósito del estudio consistió en analizar la evolución a lo largo de un período de 11 años en la diversidad, composición y estructura de las comunidades de plantas efímeras y su banco de semillas, en respuesta a la presencia o ausencia de herbívoros, un grupo crucial para el equilibrio de los ecosistemas semiáridos. Entre estos herbívoros, se destacan el Octodon degus, conocido como «ratón cola de pincel,» y el Phyllotis darwini, denominado «ratón orejudo de Darwin.» Esta investigación se desarrolló en parcelas experimentales en las cuales se implementaron medidas de inclusión y exclusión de estos mamíferos.

“Nuestro trabajo nos permitió entender cuál es la función de los herbívoros dominantes de Fray Jorge en la regulación de las comunidades de plantas. En resumen, observamos que cuando hay herbívoros presentes en el matorral, disminuye la abundancia de especies nativas y eso puede favorecer indirectamente la riqueza de plantas exóticas.  En cambio, sin herbívoros, aunque la biomasa aumenta, la diversidad disminuye y especies dominantes pueden acaparar los recursos”, explica María del Pilar Fernández.

De acuerdo con la investigadora, esto sucedería porque los herbívoros controlan la abundancia de la especie nativa Plantago hispidula – pariente del llantén – la cual se vuelve muy dominante en el matorral.

De esta manera, la investigadora del IEB recalca que: comunidades más diversas suelen ser más estables frente a impactos asociados al cambio global por lo que los herbívoros cumplirían un rol clave para ayudar a estas comunidades a enfrentar posibles impactos como el cambio climático.

Considerando el escenario de Fray Jorge, ¿qué factores podrían influir en la disminución de los herbívoros y qué sucede actualmente con estas comunidades? Según explica Alejandra Troncoso, coautora del trabajo, la abundancia o disminución de herbívoros se relaciona fuertemente con la variabilidad climática.

Tenemos mucha evidencia de que el clima es lo que está determinando la abundancia de los herbívoros. Los años de mucha sequía, por ejemplo, llevan a las poblaciones a una disminución muy drástica. Estos últimos años ha predominado la sequía. La precipitación máxima ocurrió en 2017 y llevamos 6 años con lluvias bajo el promedio. En 2019 por ejemplo, llovió tan poco, que ha sido el segundo año con menos lluvia registrada en los 34 años que tiene nuestro proyecto de investigación a largo plazo. Pero lo más complejo es que si la sequía se prolonga demasiado, habrá un momento en que crucemos el umbral de no retorno, y los herbívoros podrían desaparecer”, afirma la investigadora de la Universidad de La Serena.

El estudio también demuestra que las comunidades de plantas efímeras están altamente asociadas a los extremos climáticos, según explica Alejandra Troncoso. “Los períodos prolongados de sequía, combinados con olas de calor cada vez más frecuentes, han llevado a cambios drásticos en estas plantas, afectando su germinación, reproducción y la supervivencia de diversas especies”, detalla la científica.

Pese al efecto del clima sobre la vegetación, María Pilar Fernández, destaca un punto relevante de la investigación: “Nuestro trabajo también estudia el banco de semillas de plantas efímeras que se encuentran en el suelo, y descubrimos que la estructura de este banco se mantiene constante en el tiempo independiente del año (lluvioso o no), lo que nos indica que las semillas del suelo estarían actuando como amortiguadores del impacto del cambio global que podría sufrir la vegetación”.

Por esta razón, la científica advierte que este hallazgo debiera alentar nuevas investigaciones que se enfoquen en el banco de semillas como una verdadera reserva. “Todavía no se conoce a ciencia cierta cómo el banco de semilla de plantas efímeras funciona en los ecosistemas áridos, ni los tiempos de dormancia de cada especie”, describe la investigadora.

Junto a ello, las autoras resaltan la vulnerabilidad de los ecosistemas frente al cambio climático, y la necesidad urgente de tomar medidas globales para mitigar sus impactos. “La pérdida de especies en estas comunidades puede desencadenar efectos dominó en todo el ecosistema, afectando tanto a la fauna como a los seres humanos que dependen de estos recursos naturales», señala Alejandra Troncoso.

Finalmente, Troncoso destaca que el trabajo pone en relevancia a las especies que son más frágiles, demostrando además que los ecosistemas son sistemas complejos e íntimamente interconectados, en los que hasta las especies más invisibles tienen un rol fundamental. Es por ello que otro de sus mensajes es que los esfuerzos de conservación no sólo se dirijan hacia especies emblemáticas, sino a la totalidad de los ecosistemas, como es el semiárido del Parque Fray Jorge.

Fuente: IEB

Comparte esta información
Ir al contenido Ayuda ANID